Este es Iker compañero de Bilboestiba que nos cuenta que después de 10 años como autónomo en una empresa familiar vino al puerto de Bilbao a buscar un futuro más próspero y lo encontró, lleva 12 años fijo como estibador.
Admira la lucha del colectivo para defender unas condiciones dignas de trabajo y cree en la estabilidad frente a la precariedad laboral.